Decíme quién sos vos...de Eduardo Aliverti...DESCARGÁ LOS REPORTAJES

Tres Dedos Deformento...de Bariloche para el alma de compañeras y compañeros

lunes, 19 de enero de 2009

Una semana en Azul o cómo ver cómo se rascan a 4 manos...

Hace un tiempo, allá por el 2002, visité la ciudad de Azul. Zona de mucha actividad agropecuaria. Había ido en otras varias ocasiones allá por 1986.

Siempre me había parecido extraño el movimiento que había en el centro. Los bares, confiterías y restoranes llenos de gente de un perfil clase media y media alta. Pero nunca ver laburantes o peones rurales en estos lugares. Era una especie de la zona de bares y confiterías de San Isidro, algo así...Sí, gente disfrazada de gaucho....siempre había.

En la década del '80 nos hacía de guía turístico Pascual L., un tipo estilo Isidoro Cañones que andaba detrás de la hermana de la que en esa época era mi novia. Ìbamos para Azul porque allí vivía la abuela de esta novia.

Pascual L. tenía la gracia de no guardarse nada...no tenía pudor en contar chismes de pueblo y teniendo en cuenta que en todo pueblo chico los chismes corren rápido; era una máquina de hablar.

Cuando parábamos en alguna confitería del centro Pascual L. no paraba de hablar...todo era: "Mirá...ése que está ahí sentado...es el Miguelito (y luego venía siempre un doble apellido)" y a continuación una seguidilla de características personales. La mayoría eran gente de campo o mejor dicho gente que tenía (tiene) campo; y todos, casi todos los referenciados eran niños ricos disfrazados de gauchos que se rascaban el higo a cuatro manos todos los santos días del año; Pascual L también se rascaba a cuatro manos.

A veces alguno iba a algún remate de maquinaria o de hacienda, como mucho.

El cuadro típico del centro de Azul era, en esa época, las confiterías llenas de estos niños ricos. Mucha moto grosa en las calles. No había llegado el bum de las 4x4.

Cuando fui la última vez vi el mismo cuadro...niños ricos disfrazados de gauchos (o por lo menos con el pantalón Pampero) dándole al copetín y -seguramente- comentando goriladas...

Lógicamente...esta es una mirada parcial de la realidad social de Azul...es obvio. Seguro debería (y debe) haber millares de laburantes en las estancias, peones, laburantes de la construcción, etc., etc. Sólo cuento lo que vi y lo que el Gran Pascual L contaba.

Pero, ¡cómo se rascaban a cuatro manos!

1 comentario:

Jóvenes Cacharienses dijo...

Si buscas en el archivo del blog de los jovenes cacharienses vas a encontrar algunas radiografías interesantes de la sociedad azuleña.
Pero hay que buscar en el archivo (al costado a la derecha... por la mitad del 2007).

www.fundaciongentenueva.org.ar